La importancia del cuidado de la boca

¿Por qué es importante cuidar mi boca?

Manteniendo sus dientes naturales podrá masticar con mayor comodidad y disfrutar de una mejor digestión. Tendrá una sonrisa sana, complemento natural de su imagen y podrá hablar con mayor comodidad que si llevara prótesis dentales. La correcta higiene oral protege su salud, y le ahorra dinero. Mediante la prevención de sus problemas dentales, sus costes de tratamiento se reducirán drásticamente. El tiempo empleado para ello, le supone alrededor de diez minutos diarios; menos tiempo que afeitarse o maquillarse. Con todos estos beneficios, la correcta higiene oral es parte esencial de una vida saludable.

¿Cuántas veces tengo que ir al dentista?

Es conveniente que visite a su dentista por lo menos dos veces al año para un chequeo dental rutinario. El mantenimiento preventivo es la mejor manera de asegurar que sus dientes y encías le duren toda una vida. En realidad, la inquietud de su dentista acerca de su salud va más allá de sus dientes y encías. Como parte de un examen oral rutinario, los dentistas están examinando para los cánceres bucales y están vigilando para los signos de advertencia de otros problemas de salud que aparecen en la boca.

¿Como debo cepillarme los dientes?

Empiece con el material adecuado, un cepillo de filamentos suaves (nylon blando) y puntas redondeadas que le permita llegar a todos los dientes. Si los filamentos de su cepillo están torcidos o desgastados, compre otro. Un cepillo en mal estado no limpiará adecuadamente sus dientes.

La cantidad de pasta que debe utilizarse es muy poca, con una cantidad equivalente al tamaño de un guisante, ya vale, cantidades mayores, sólo contribuyen a consumir más tubos dentífricos.

  • Coja el cepillo como si fuera a escribir con él.
    Coloque el cabezal del cepillo a lo largo de los dientes, con las puntas.
  • Mueva el cepillo hacia adelante y hacia atrás con movimientos cortos (de una anchura correspondiente a medio diente) efectuando cepillado suave pero insistente.
  • Cepille las superficies exteriores de cada diente inferior y superior, manteniendo los filamentos formando un ángulo de 45o contra el borde de las encías.
  • Del mismo modo, cepille todas las superficies interiores de los dientes superiores e inferiores.
  • Cepille las superficies internas de los incisivos superiores e inferiores colocando el cepillo en posición vertical y haciendo varios movimientos suaves arriba y abajo.
  • Limpie la lengua con el cepillo. Notará su boca y su aliento más fresco.

Si tiene molestias al cepillarse o tiene dudas sobre si lo hace correctamente, hable con su dentista.

¿Como se usa la seda dental?

El uso de la seda dental o hilo de seda, es un método efectivo para eliminar los restos de placa bacteriana en los espacios interdentales, donde es muy difícil llegar con el cepillo.

  • Corte aproximadamente 50 cm de cinta dental y enrolle la mayor parte en uno de los dedos medios.
  • Enrolle el resto de la seda en el mismo dedo de la mano opuesta. Este dedo puede ir recogiendo la seda dental a medida que se va usando.
  • Tensar un trozo de unos 2 a 3 cm de seda utilizando los dedos pulgares y los índices.
  • Introducir la seda entre los dientes con un suave movimiento de sierra. Cuando la seda llegue al borde de las encías, cúrvela en forma de C contra uno de los dientes y deslícela suavemente en el espacio entre la encía y el diente hasta que se note resistencia. Nunca la aplique violentamente contra las encías.
  • Frote la seda contra el diente para eliminar los restos de alimentos y de placa.
  • Repita estas operaciones con el resto de los dientes, utilizando un trozo limpio de cinta para cada uno.

Después, cepíllese para eliminar cualquier resto de placa o alimento y enjuáguese con colutorios recomendados por su dentista.

 

¿Para qué sirven los cepillos interproximales?

En personas con mayores espacios entre diente y diente, puede sustituirse el uso de la seda dental por un cepillo interproximal, que utilizará pasándolo a través de este espacio de fuera a dentro y viceversa, frotando las caras laterales de los dientes. Si el cepillo interproximal no entra cómodamente, no lo fuerce. Puede ser que el espacio no sea lo suficientemente amplio y deba utilizarse la seda dental.Si tiene alguna duda respecto a su uso, consulte a su dentista o a un miembro de su equipo.

¿Son importantes los cuidados de mantenimiento después de una limpieza de mi boca?

Si usted ha mostrado ser susceptible a las enfermedades periodontales, las bacterias que las causan se hallan siempre presentes en su boca y atacan constantemente sus encías y es necesario hacer todo lo posible para evitar que sus problemas periodontales. reaparezcan. Independientemente de la minuciosidad con que Vd. limpie a diario con cepillo, hilo de seda, etc., las bacterias responsables son capaces de promover nuevas destrucciones, en pocos meses después de una limpieza hecha por un profesional. Si quiere mantener sus dientes y encías sanas, es importante que un profesional reconozca problemas potenciales (ej.: sangrado en la exploración, movilidad o recesión) y elimine esas bacterias y esos depósitos calcificados en intervalos de tiempo apropiados para Vd.